-A +A

La Savonnerie Cancalaise

Fragancias marinas

portrait_marie_alice.png

Marie-Alice

¿Quién no ha soñado alguna vez con llegar a Saint-Malo en un santiamén para escapar del ajetreo urbano, o simplemente para respirar un poco de aire fresco yodado, envuelto en una bufanda y un suéter grueso? ¡Tengo LA solución!

Mi intención es invitaros a descubrir o redescubrir a verdaderos "apasionantes-apasionados" que rebosan de energía positiva. Deseo que nos cuenten sus historias y trayectorias, para poder difundir su valores y experiencias y para que, a su vez, nos inspiren... ¿Os venís conmigo?

 

Nos vemos en YouTube y Facebook

 

Marie-Alice Vous Emmène

El viaje: destino Saint-Malo

Después de andar trotando todo el día por las calles parisinas, estoy feliz de volver a mi apartamento. Por la ventana, viendo el cielo gris (¡y contaminado!) del invierno, y a falta de un reconfortante fuego de chimenea en Saint-Malo, decido encender una vela. Pero no cualquier vela: la N°1, Saint-Malo, Sur les pontons, ¡made in Cancale!

Enciendo la mecha de algodón y me arrellano cómodamente en un sillón. Inspiro lentamente, un suave efluvio cosquillea en mi nariz. Mis ojos se cierran y el delicado perfume yodado me transporta de inmediato al país bretón: las nubecillas sobre el mar, la vista del puerto desde las murallas, el tintineo de las drizas golpeando contra los mástiles, el graznido de las gaviotas, la puesta de sol sobre el trampolín... todas esas imágenes pasan por mi cabeza.

Otra vez revivo el viaje cuando, bajo la ducha, el jabón Marin Boisé, a base de algas de las costas bretonas, acaricia mi piel. De nuevo me transporta: los paseos por la playa en familia contemplando las algas de formas y colores increíbles... Me veo de nuevo caminando con mis botas sobre el kelp, que estalla como un "chasquido de dedos". Al envolverme la fragancia amaderada, rememoro las conversaciones junto al fuego para rehacer el mundo.

Hay aromas y sensaciones que dejan huella y que nos hacen viajar en un instante. Y en este caso, ¡el destino es Saint-Malo! Ni el nuevo TGV, que pone a la ciudad a 2 h 17 min de París, podría superar esa marca.

Vuelta a la naturaleza

Si el viaje es todo un éxito, es gracias a las velas y cosméticos de la Savonnerie Cancalaise. Los productos para el cuidado de la piel son ricos en principios activos, elaborados con materias primas valiosas procedentes del mundo vegetal, como los aceites esenciales. Los procedimientos de elaboración respetan las propiedades de los ingredientes seleccionados, gracias a su fabricación a baja temperatura.

Saint-Malo en nuestras maletas

Así, siempre es posible llevar consigo un trocito de Saint-Malo para rememorar esos felices momentos vividos en la costa bretona...

Marie-Alice Lemoine

  • ndeg4-vue_des_brises_lames_n_2.jpg
  • ndeg1-_palette_de_savons_2.jpg
  • ndeg2-_vue_du_fort_national_2.jpg
  • ndeg7-_vue_du_dome_de_lechauguette_du_bastion_saint-louis_2.jpg