Hirel

Un litoral de 7 kilómetros

En la Bahía del Mont-Saint-Michel...

Municipio litoral de la Bahía del Mont-Saint-Michel, Hirel puede enorgullecerse hoy de su litoral de 7 km de longitud, que se extiende desde Vildé la Marine al oeste, antigua parroquia dependiente de Hirel desde 1794, hasta la Chatellier al este.

 

El largo surco 

Hirel, cuyo nombre significa «largo surco» en bretón, es mencionada por primera vez en 1181. Originalmente, se trata de un grupo de viviendas construidas sobre depósitos conchíferos, una suerte de banco de conchas acumuladas en el transcurso de las mareas, corrientes y tormentas.

Esos aluviones marinos formaron lo que se llamó entonces marisma blanca, una tierra rica con una flora compuesta esencialmente de sauces, álamos, olmos, endrinos, cañas y juncos. Poco a poco se fue formando una cadena de dunas, que aisló la marisma del mar.

Periódicamente, el hombre ha tenido que intervenir para proteger su hábitat de la invasión del mar, generalmente durante los temporales. A partir del siglo XI se emprendió la construcción del dique que hoy conocemos con el nombre de dique de la Duchesse Anne.

La implantación de las casas de Hirel en calles a lo largo del litoral recuerda que las actividades humanas están esencialmente vinculadas al mar.

 

La franja litoral de 7 km de longitud invita a numerosas actividades al aire libre: excursiones a pie o en bici por la vía verde, práctica del carro de vela, speed sail, paseos a caballo en los pólderes y prados salados…

Los molinos, una decena antes de la Segunda Guerra Mundial, en su mayoría han desaparecido. Situados en el dique de la Duchesse Anne, hoy apenas quedan unas ruinas circulares que despiertan la curiosidad de los turistas de paso, con excepción del molino de la Ville es Brune, totalmente restaurado y convertido en sala de exposición, con una vista panorámica de 360° sobre la bahía.

 

985 hectáreas - 1.368 habitantes