-A +A

Châteauneuf-d’Ille-et-Vilaine

El territorio del Clos-Poulet 

Se trata, sin lugar a dudas, de uno de los municipios más importantes del territorio histórico, denominado Clos-Poulet, que se extendía alrededor de Saint-Malo y Cancale.

En efecto, el castillo de Châteauneuf, edificado sobre un espolón que domina las marismas de Dol y el río Rance y declarado Monumento Histórico en el año 1992, y la antigua calzada romana de Rennes y Corseul hacia Aleth, constituían la barrera meridional de la comarca de Saint-Malo.

La primera fortaleza, Bure, surge en el siglo XI. Más tarde, en 1181, le sucederá un castillo de piedra llamado Castellum des Noës, que significa literalmente «castillo de los pantanos» y que se convertirá luego en Château Neuf. Posteriormente, al nombre se le añadirá «Ille-et-Vilaine» para distinguirlo de otros municipios homónimos.

El burgo, situado dentro del perímetro de protección de la fortaleza, se desarrolla al pie del castillo, al norte, y alrededor de su iglesia. Todavía hoy pueden verse algunas casas que datan del siglo XVI y de las guerras de religión: son fácilmente identificables por su arquitectura característica de las casas de entramado de madera con muros cortafuego en voladizo.

Eglise Saint-Nicolas - Chateauneuf d'Ille et Vilaine  #saintmalotourisme

La iglesia Saint-Nicolas, construida en el siglo XV y restaurada en el XIX, antigua capilla feudal, se amplía en el transcurso de los siglos XVI y XVIII con el fin de acoger a los habitantes del burgo. Situado en medio del actual cementerio, el conjunto constituye el segundo recinto parroquial en importancia en el departamento de Ille et Vilaine, después del de Saint-Suliac.

Al norte de la fortaleza se alza el «pequeño castillo» edificado a mediados del siglo XVII, sobre un plano primitivo que prefigura las futuras «malouinières». El edificio fue protegido en 1992.

 

Diseñadora de moda - Taller de artistas - Chateauneuf d'Ille et Vilaine  #saintmalotourisme

El corazón de esta pequeña aldea antigua, la place du marché, posee una antiguo mercado cubierto, restaurado y convertido en «Halle aux Artistes» con el propósito de acoger a artistas y animar el centro del pueblo. Allí se instaló en 2017 una joven diseñadora de vestuarios y trajes para bodas.

Un segundo centro, más moderno, se desarrolló a partir del siglo XIX al sur del castillo. Se advierte la presencia de un oratorio decimonónico dedicado a «Notre Dame de la Garde», santa patrona de los marselleses.

 

138 hectáreas - 1.600 habitantes