-A +A

La Costa Esmeralda y sus islas

Un litoral protegido frente a las islas del canal de la Mancha

Un agua cristalina de reflejos verde esmeralda rodea un archipiélago de islas e islotes frente a las costas de Saint-Malo. ¡Escápate a las islas Chausey o sal a conquistar las islas anglonormandas!

Las islas de Saint-Malo en la bahía del Mont-Saint-Michel

De Saint-Malo a la bahía del Mont-Saint-Michel, podrás hacer escala en islas salvajes o despobladas, como la isla Cézembre, la isla de Grand-Bé o el archipiélago de las islas Chausey.

Las islas Chausey, un archipiélago de granito

El archipiélago de las islas Chausey es el mayor archipiélago de Europa. Abarca un conjunto de 365 islotes con marea baja y 52 con marea alta. La amplitud de mareas en el archipiélago puede alcanzar 14 metros en época de grandes mareas, lo que le da ese aspecto lunar al paisaje con marea baja.

Grande Île, la isla principal, es accesible en barco lanzadera desde Saint-Malo con la llegada del buen tiempo. Allí no hay ni un solo coche, por lo que la desconexión es total. La naturaleza, el mar y las magníficas playas de arena blanca son los protagonistas de la postal. Puedes quedarte a pasar el día o estirar el placer disfrutando de una noche en el único hotel de la isla.

Cézembre, la isla prohibida

Solo la playa es accesible a los visitantes que eligen hacer escala en la isla Cézembre durante un hermoso día de sol. Fortificada en otra época por el ejército alemán, la parte norte de la isla tiene vedado el acceso por razones de seguridad. Despoblada y salvaje, dispone de la playa con mejor orientación de toda la costa, a pleno sur. En temporada hay lanzaderas diarias desde Saint-Malo, si la marea lo permite.

La isla de Grand-Bé, tumba de Chateaubriand

Esta isla desierta está situada al pie de las murallas de Saint-Malo. En ella puede verse la tumba del escritor Chateaubriand, nacido en Saint-Malo, precursor del romanticismo francés. Solo es accesible con marea baja. Comprueba los horarios de las mareas antes de aventurarte en la isla.

Las islas anglonormandas

Jersey, Guernesey, Aurigny, Sercq y Herm son las cinco islas principales del archipiélago del canal de la Mancha, que consta de más de mil islotes y arrecifes. Las dos mayores, Jersey y Guernesey, son muy concurridas, sobre todo el fin de semana.

Estas islas pertenecen a la Corona Británica, pero no forman parte de la Unión Europea. Por eso, para visitarlas, es imprescindible contar con un pasaporte válido. Una sola compañía de ferry opera la conexión desde Saint-Malo, con 14 rotaciones semanales. 

Jersey, una isla «so british»

Hay que prever veinte minutos de viaje con el Condor Rapide para llegar a la isla más grande del archipiélago. La isla de Jersey es un destino muy codiciado para ir de compras al mejor estilo inglés. Saint-Hélier, la capital, es conocida por sus bellas tiendas de prêt-à-porter, antigüedades u objetos de diseño, así como sus marcas de lujo.

Pero sobre todo, Jersey es una isla con un paraje natural protegido, grandes playas de arena y magníficos acantilados. Expuesta al oleaje del Atlántico en la bahía de Saint-Ouen, es un spot de surf muy popular entre los ingleses.

Guernesey, la isla de las flores silvestres

La naturaleza es igualmente excepcional en la isla de Guernesey, situada a una hora de viaje de Jersey. Reservas naturales, pequeños puertos pintorescos, playas de arena y calas rocosas se esparcen a lo largo de los 160 kilómetros de costas de la isla verde. Lavandas, azucenas y orquídeas silvestres perfuman la isla durante gran parte del año.

En Saint-Peter Port, la capital, se impone una visita a Hauteville House, la casa de Víctor Hugo. Su extraordinaria decoración refleja el genio del escritor, que pasó quince años exiliado en esta residencia, construida en la zona alta de la ciudad.