Paseo gastronómico por la bahía del Mont-Saint-Michel

Una partitura ejecutada a dúo a bordo del Ausquémé, barco patrimonial

Iza tus cinco sentidos, deleita tu paladar y déjate llevar por estos dos apasionados

Un barco de tres estrellas

Bienvenidos a bordo del Ausquémé, un barco patrimonial timoneado por un marino amante de la cocina y tripulante de barcos prestigiosos. Para esta ocasión, embarca con él a un cocinero aficionado a la navegación y al universo de Olivier Roellinger.

 

Un dúo listo para maniobrar

Saliendo de Cancale, este dúo nos embarca en un viaje único, con idas y venidas entre condimentos remotos, productos locales y suaves maniobras, para disfrutar de un momento inolvidable. A la hora del almuerzo o en la tranquilidad del atardecer, esta navegación gastronómica estimulará todos tus sentidos.

 

Un viaje sensorial, entre historias de marino y cocinero

Navegamos rumbo a lugares recónditos de la bahía, detrás del Peñasco de Cancalela isla de Rimains. Allí, corrientes y vientos guían este bonito balandro, construido en 1942 para el dragado de ostras planas en el golfo de Morbihan. Entre virajes y estabilizadores, Jérôme nos cuenta la historia del lugar, mientras Emmanuel, sentado al piano del barco, da rienda suelta a su creatividad.

 

El bogavante es el centro de la escena

Los magníficos productos embarcados dan lo mejor de sí: una vuelta de molinillo y la pimienta ©Poivre des Mondes despierta las ostras recién abiertas. Una pizca de especias da relieve a los encurtidos de hortalizas. El bogavante apenas salido de la nasa ya cambia de color sobre la barbacoa instalada en cubierta. La sinfonía se remata con un surtido de golosinas.

El puerto de la Houle se aleja, unas cuantas bordadas más hacia la Punta de Grouin, antes de regresar a la playa de Port-Mer... ¡toda una fiesta para los sentidos!