-A +A

El Bosque de Mesnil

Bienvenidos al país de las hadas

Entre el estanque de Mireloup y el bosque de Mesnil, por los senderos forestales, harás fabulosos encuentros...

Escápate de la rutina a 20 km de Saint-Malo...

Cierra los ojos. Ábrelos… Estás en el lugar conocido como Pertuis aux chevreuils (Paso de los corzos), en el bosque estatal de Mesnil, en medio de 600 hectáreas de bosques.

 

Con la brújula en la mano...

¿Hacia dónde ir, qué circuito elegir? ¿El del rombo azul? ¿O el de la hoja de roble, un recorrido explicativo sobre los recursos del bosque?

En medio de este monte explotado, cuántos árboles habrán llegado hasta la vecina Saint-Malo para ser usados en la construcción de barcos, cuando la ciudad era el primer puerto de Francia, en el siglo XVII...

Fue ayer, era la Compañía de las Indias, las necesidades eran enormes… Cuentan que Robert Surcouf venía a cazar a este bosque y mandó construir un refugio de caza no lejos de allí.

 

Comarca de leyendas

Llego al final del camino y estoy en el circuito del estanque de Mireloup, muy cerca.

Me tomo un tiempo para dar la vuelta al pico rocoso, a pocos metros a mi izquierda. Paso frente al tocón de la haya del diablo y descubro la roca del diablo.


Sigo buscando la allée couverte de Tressé​, una importante galería del Megalítico. Un carbonero me ha dicho que allí encontraría la Casa de las Hadas… demasiado tarde. Oscurece, es hora de regresar. Iré por otros senderos, hacia otras leyendas, otras hadas... hacia Ondina tal vez, la ninfa del agua...